Las introducciones de "La señora del tronco" de Twin Peaks

Las introducciones de la señora del tronco (Log Lady) protagonizada por Catherine Coulson fueron escritas y dirigidas por David Lynch para el reestreno Twin Peaks en 1993.


Bienvenidos a Twin Peaks. Mi nombre es Margaret Lanterman. Vivo en Twin Peaks. Me llaman La Dama del Leño. Hay una razón para ello. Hay muchas historias en Twin Peaks, algunas tristes, otras divertidas. Algunas son historias de violencia, de locura. Otras son ordinarias. Pero todas tienen algo de misterio, del misterio de la vida. De la muerte. El misterio de los bosques. Los bosques que rodean a Twin Peaks. Para presentar esta historia permítanme que les diga que comprende el todo. Está más allá del fuego, aunque pocos lo comprenderán. Es una historia de muchos, pero comienza con una persona, y yo la conocía. Ella es quien nos guiará a los demás. Su nombre es Laura Palmer.

Llevo un leño conmigo, sí. ¿Les parece divertido? A mí no. Hay un motivo para cada cosa. La razón puede explicar hasta el absurdo. ¿Tenemos tiempo para aprender las razones del variado comportamiento humano? Yo creo que no. Algunos se toman ese tiempo. Les llaman detectives, ¿no? Estad atentos a lo que la vida puede enseñaros.

A veces las ideas, como los hombres, te asaltan y dicen: ¡Hola! Estas ideas se presentan a sí mismas con palabras. ¿Palabras? Estas ideas hablan de un modo tan extraño. Todo lo que vemos en el mundo está basado en las ideas de alguien. Algunas son destructivas, otras constructivas. Algunas ideas pueden llegar en forma de sueño. Puedo repetirlo: Algunas ideas pueden llegar en forma de sueño.

Hay tristeza en este mundo, pues ignoramos muchas cosas. Si ignoramos muchas cosas, cosas bellas, como la verdad. Así que la tristeza, en nuestra ignorancia, es muy real. Las lágrimas son reales. ¿Qué es una lágrima? Hay unos pequeños conductos, los lagrimales, que producen lágrimas si se da esa tristeza. Entonces nos preguntamos: ¿Terminará algún día esta tristeza que me está rompiendo el corazón? La respuesta, por supuesto, es sí. Algún día esta tristeza terminará.

Incluso los que ríen, son sorprendidos a veces sin respuesta. Estos que se presentan a sí mismos, pero juraríamos que les conocemos de un tiempo pasado. Sí, mira en el espejo. ¿Qué ves? ¿Una pesadilla o un sueño? ¿Se nos está presentando contra nuestra voluntad? ¿Son ellos reflejos? Puedo ver el humo, oler el fuego. La batalla se aproxima.

Cumplo con mi papel. Digo lo que puedo para dar la respuesta correcta. Pero esa respuesta no puede llegar antes de que estén listos los que deben escuchar. Así que digo lo que puedo para formar la respuesta perfecta. A veces mi ira ante el fuego es evidente. A veces no es ira realmente. Puede parecerlo, pero… ¿puede ser una pista? El fuego del que hablo no es un fuego bueno.

La belleza está en el ojo del observador. Pero existen aquellos que abren muchos ojos. Los ojos son el reflejo del alma, alguien dijo. Así que nos acercamos a ellos para asomarnos a la naturaleza del alma. A veces, cuando vemos esos ojos, esas terribles ocasiones en que no hay alma en los ojos, nos preguntamos: ¿Dónde está la belleza? No la hay en los ojos sin alma.

Un hombre borracho camina de una manera que es imposible de imitar por un hombre sobrio y viceversa. Un hombre malvado tiene sus maneras, no importa si muy estudiadas. Al ojo entrenado, estas maneras no pasarán desapercibidas. ¿Estoy siendo muy hermética? No. Nadie puede responder siempre en el momento preciso. La vida, como la música, tiene su ritmo. Esta canción en particular terminará con tres afinadas notas, como percusiones mortales.

Hola de nuevo. ¿Pueden ver a través de la piel humana? Los rayos X ven a través de materias sólidas. Hay cosas en la vida que existen y que, sin embargo, no podemos verlas. ¿Alguna vez han visto algo sorprendente que nadie más puede ver? ¿Por qué algunas cosas no están al alcance de nuestra visión? ¿Es la vida un puzzle? Estoy llena de preguntas. A veces son respondidas. En mi corazón, sé si esas respuestas son correctas. Soy mi propio juez. Una cosa más: crecí en los bosques. Por eso entiendo muchas cosas. Los árboles, creciendo uno junto al otro, proveen de tanto… Masco resina. La resina del pino Ponderosa, por ejemplo, sale a borbotones. La resina blanda no es buena para mascar. La dura, cristalina, tampoco. Pero entre esas dos hay otra, firme y un poco crujiente con un magnífico sabor. Esa es la que masco.

Tanto por arriba como por abajo. En medio se encuentra el ser humano. Hay tanto espacio fuera de él como, proporcionalmente, dentro. Las estrellas, las lunas y los planetas nos recuerdan a los protones, los neutrones y los electrones. ¿Existe un ser supremo del que las estrellas son su interior? ¿Afectan nuestros pensamientos a nuestro entorno? Creo que sí. ¿Qué lugar ocupa en el universo la crema de maíz? ¿Qué “es” realmente la crema de maíz? ¿Simboliza algo?

Las letras son símbolos. Construyen bloques que configuran nuestro lenguaje. El lenguaje nos ayuda a comunicarnos. Incluso usando complejas lenguas, gente inteligente sufre malentendidos. A veces escribimos cosas – letras, palabras…- esperando que sirvan para comunicarnos. Letras y palabras en busca del entendimiento.

El desentendimiento conduce en ocasiones a discusiones y éstas, a su vez, a peleas. La ira está presente frecuentemente en estas discusiones. La ira es una emoción generalmente calificada como un sentimiento negativo. Estos sentimientos pueden provocar serios problemas a tu entorno, así como a tu salud. La felicidad, calificada normalmente como un sentimiento positivo, puede aportarte buena salud y proyectar buenas vibraciones a tu entorno. A menudo, cuando estamos enfermos, no nos comportamos correctamente. Por enfermo me refiero a físicamente enfermo, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente enfermo.

A veces la naturaleza nos confunde y nos hace pensar que somos algo que no somos realmente. ¿Existe una clave para la vida? ¿Y para los esquizofrénicos? Para ellos, cada una de sus personalidades piensa que es la otra la que va a la zaga. Finalmente, cuando una de ellas se distrae, la otra le dispara entre los ojos, matándose, naturalmente, a sí misma.

A veces deseamos ocultarnos de nosotros mismos. No queremos ser quienes somos. Es tan difícil ser nosotros. Es en estas ocasiones en las que nos lanzamos a las drogas o al alcohol y nos portamos de manera tal que nos ayude a olvidar quién somos. Esto, naturalmente, es únicamente una solución temporal para un problema que seguirá persiguiéndonos. A veces esta solución es peor que el problema original. Sí, es un dilema. ¿Hay respuesta para ello? Sí, claro. Como dijo un sabio sonriendo: la respuesta está en la pregunta

He aquí un poema tan bello como un árbol: Suena el viento nocturno / moviendo las ramas de aquí para allá / El susurro, el mágico susurro que trae el sueño oscuro / El sueño de dolor y sufrimiento / Dolor para la víctima / Dolor para el que inflige dolor / Un círculo de dolor / Un círculo de sufrimiento / Cuánto pesar para aquellos que contemplan el caballo pálido.

La comida es interesante. Por ejemplo, ¿por qué necesitamos comer? ¿por qué nunca estamos satisfechos con la cantidad necesaria para nuestra salud? Siempre queremos más y más. Si comemos demasiado, se rompe el equilibrio y prosiguen los problemas de salud. Naturalmente, si no comemos suficiente, también tendremos problemas de salud. La clave está en el equilibrio. Es la clave para tantas cosas. ¿Pero sabemos qué es el equilibrio? La palabra equilibrio tiene diez letras. Es fácil de equilibrar si la dividimos. Pero hay, claro, pros y contras en cualquier división.

Y aquí llega la tristeza, la revelación. Hay una depresión tras dar la respuesta. Resultaba divertido no saber. Sí, ahora sabemos. Al menos, sabemos lo que queríamos saber desde el principio. Pero aún queda una pregunta: ¿Por qué? Y esta pregunta quedará sin respuesta hasta el final. Entonces sabremos tanto, que no quedará espacio para más preguntas.

"Llegan más complicaciones. Sí, complicaciones. ¿Cuántas veces hemos escuchado decir “es fácil”? Nada es fácil. Cada día, al enfrentarnos a cosas que creemos manejar bien, nuevos elementos aparecen que vuelven a complicarlo todo. ¿Cuál es el secreto? ¿Cuál es el secreto para la simplicidad, para la vida pura y simple? ¿Nos están derrotando nuestros apetitos, nuestros deseos? ¿Hemos puesto el carro delante del caballo?"

¿Es la vida como una partida de ajedrez? ¿Son nuestros movimientos importantes para la victoria futura? Creo que sí. Pintamos nuestro futuro con cada pincelada que damos hoy. Pintar, colores, formas, texturas, composiciones… Repetición de formas, contrastes. Dejad que la naturaleza nos guíe. La naturaleza es la gran maestra. ¿Pero quién dirige esta escuela? A veces los chistes son oportunos. Como aquel en el que un niño dice: “La escuela estaba bien, lo malo eran las clases.”

¿Es el perro el mejor amigo del hombre? Tengo un perro. Se comió mi jardín, las plantas y parte de la tierra. Comió tanta tierra que murió. Me acuerdo de él. Mis recuerdos es todo lo que me queda de mi perro. Era blanco y negro.

Mi marido murió en un incendio. Nadie puede saber cuánto sufro. Mi amor se fue. Y sin embargo lo siento junto a mí. A veces, hasta me parece verlo. Cuando suena el viento, por la noche, pienso en lo que habría sido de él. Y me pregunto, ¿por qué? Cuando veo un fuego, noto como crece la ira en mí. Ese no era un fuego amigo. No se trataba de un incendio forestal. Era el fuego de bosque. Esto es cuánto me es permitido decir.

El corazón es un órgano físico, todos lo sabemos. Pero también es un órgano emocional, eso lo sabemos igualmente. El amor, como la sangre, fluye por el corazón. ¿Están el amor y la sangre relacionados? ¿Bombea amor igual que hace con la sangre? ¿Es el amor la sangre del universo?

Una máscara mortuoria. ¿Hay motivos para estas máscaras mortuorias? Apenas se consigue parecido físico. Los músculos, al morir, se relajan y el rostro se queda sin una chispa de vida. Estas máscaras son como intrusiones contra los bellos recuerdos. ¿Pero quién se atreve a desprenderse de la máscara de un ser querido? ¿Quién no desearía estudiarla largamente, hasta borrar el luto de su semblante?

Un hotel. Una noche de paso. El tirador de un cajón. Un tirador de un hotel en una noche de paso. ¿Qué tiene de especial ese tirador? ¿Cuántos tiradores hay así en el mundo? ¿Miles, millones? ¿Qué es un tirador de cajón? ¿Por qué este tirador ha llegado a ser tan importante en la vida y muerte de una mujer atrapada en una red de poder? ¿Cómo es posible?

A veces, bueno, siempre, las cosas cambian. Como seres humanos somos juzgados por cómo nos portamos con el resto de humanos. De noche, justo antes de acostarte, tumbado en la oscuridad, ¿qué tal te sientes contigo mismo? ¿Estás orgulloso de tu conducta? ¿Avergonzado? En tu corazón sabes cuándo has herido a alguien. Si así ha sido, no esperes a ponerle solución. El mundo podría desmoronarse de tristeza mientras tanto.

Lo bonito de los tesoros es que existen. Están para ser encontrados. ¿Pero dónde está el tesoro que, al encontrarlo, nos dará la felicidad absoluta? Creo que todos sabemos que existe. Algunos dicen que está en nuestro interior. Eso sería extraño. ¡Tan cerca! ¿Por qué es tan difícil de encontrar y de conseguir?

La tarta. ¿Quién inventó la tarta? He ahí una gran persona. En Twin Peaks estamos especializados en la tarta de cerezas y moras. Tenemos más tipos de tartas y en el Doble R, Norma Jennings los hace mejor que nadie. Espero gustar a Norma. Se que me gusta y la respeto. He escupido mi resina contra su suelo y sus paredes. A veces me enfado y hago cosas de las que no me siento orgullosa. Me encantan las tartas de Norma. Adoro la tarta con café.

Hay pistas en todas partes. Pero el creador de este puzzle es listo. Las pistas, aunque a nuestro alrededor, están confundidas entre otras cosas. Y a esas otras cosas, la incorrecta lectura que hacemos de las pistas, las llamamos nuestro mundo. Nuestro mundo es una mágica cortina de humo. ¿Cómo interpretar si no el feliz canto del ruiseñor o el fuerte sabor de una fresa silvestre?

Un tronco es una porción de un árbol. En su sección, como muchos sabéis, hay anillos dibujados. Cada anillo representa un año de la vida de un árbol. ¡Cuánto cuesta que crezca un árbol! No me importa deciros algunas cosas. Otras muchas, no puedo decirlas. Fijaros cómo mi chimenea está tapiada. Nunca habrá fuego en ella. Sobre el mantel, en esa jarra están las cenizas de mi marido. Mi tronco oye cosas que yo no puedo. Pero mi tronco me habla de los sonidos, de las nuevas palabras. Aunque ha dejado de crecer, mi tronco sigue alerta.

Y ahora, un final. Donde antes había uno, ahora hay dos. ¿O hubo siempre dos? ¿Qué es un reflejo? ¿Una ocasión para ver dos? Mientras haya reflejos es que somos dos o más. Tan sólo cuando estemos en todas partes, seremos realmente uno. Ha sido un placer hablar con ustedes.